DIETA DEL ARROZ ROJO
Preparación del arroz
Medir 1 taza de arroz rojo ponerla en una olla y lavarlo bien con abundante agua bajo el grifo.
Escurrir bien e incorporar 2 tazas de agua buena y una pizca de sal. Encender el fuego, poner la olla sin tapar a fuego fuerte hasta que empiece a hervir. Tapar la olla y bajar el fuego al mínimo (conviene que sea un fogón más bien pequeño) y dejar hervir aproximadamente 45 minutos hasta que todo el agua se haya evaporado.
Preparación de Gomasio
Coger 7 cucharadas soperas bien colmadas de semillas de sésamo crudo. Ponerlas en un colador y lavar bien bajo el grifo. Dejar escurrir y poner en una sartén a fuego medio (aconsejo una sartén con base fina que no sea de las antiadherentes pues tardan mucho en coger calor) e ir removiendo constantemente hasta que las semillas estén secas y crujientes. Es importante no parar de remover sobretodo cuando estén casi secas ya que no deben quemarse. El sésamo contiene unos aceites muy delicados que con el calor excesivo se transforman en tóxicos así que poner conciencia cuando se esté haciendo y estar presentes. Sobretodo al apagar el fuego retirar inmediatamente y ponerlas en una bandeja o un plato ya que el calor propio de la sartén las quemaría. Añadir 1 cucharadita rasa de sal marina sin refinar y triturar ligeramente con un molinillo de café o un suribachi (mortero japonés estriado ideal para romper los granos). Se trata de romper el grano no de triturarlo excesivamente sino quedará como una pasta. Si no se tritura no absorberemos los nutrientes ya que al ser tan pequeñitas nuestra dentadura no las rompe y las evacuaremos enteras.
Forma de comer
Poner en un plato la cantidad de arroz deseada y espolvorear un poco de gomasio por encima. No poner muchísima cantidad. También se pueden hacer bolitas con el arroz y rebozarlas con el gomasio. (“No freir”). Poner una cantidad de este arroz en la boca, dejar el tenedor o palillos encima de la mesa y masticar con conciencia durante mucho rato. Ir tragando el líquido que se va formando en la boca y no tragar las partes sólidas. Estas hay que seguir masticándolas hasta que desaparezcan. Comer con conciencia sin prisa y sin excesivas distracciones
Si hay sed, hervir agua(no en microondas) y cuando esté fría tomar sorbitos, masticar el agua e ir tragando despacio. Intentar beber el mínimo de agua posible